Ley G de policia capitulo VII en adelante

 



CAPITULO VIII
Del Despido

Artículo 82.- El despido justificado
Los servidores amparados por el presente Estatuto solo podrán ser removidos de sus puestos por las siguientes razones:

a) Por la comprobación de que han incurrido en una falta grave, según lo dispuesto en la presente Ley.
b) Por incurrir en cualquiera de las causales establecidas en el Artículo 81 del Código de Trabajo.
c) Por ineficiencia o impericia manifiesta y comprobada en el desempeño del puesto.
d) Por lo previsto en el Artículo 51 de esta Ley.

Artículo 83.- Efectos del despido justificado
Todo despido justificado se entenderá sin responsabilidad patronal.
El servidor despedido por causa justificada queda inhabilitado para reingresar a cualquier otro cuerpo de policía, durante un período de cinco años.

CAPITULO IX
De los Incentivos Profesionales

Artículo 84.- Incentivos salariales
Los servidores protegidos por el presente Estatuto tendrán derecho a los siguientes incentivos salariales, que deberán especificarse en el Reglamento de esta Ley:

a) Un aumento anual escalonado, cuando obtengan una calificación anual de: bueno, muy bueno o excelente.
b) Un aumento hasta de un treinta y cinco por ciento del salario base, como máximo, según avancen en la instrucción general del sistema educativo costarricense o en la especializada, recibida en la Escuela Nacional de Policía o en otras instituciones autorizadas, de conformidad con la reglamentación correspondiente.
c) Un aumento de un cinco por ciento del salario base, al cumplir cada lustro de servicio en cualquiera de los cuerpos de policía amparados por esta Ley.
d) Un sobresueldo fijo y permanente de un veinticinco por ciento del salario base, por concepto de disponibilidad de servicio sin sujeción a horario, según las necesidades y la libre disposición requeridas por el superior jerárquico.
e) El beneficio concedido en el Artículo 58 de la Ley de Presupuesto Ordinario y Extraordinario de la República, Nº 6982 del 19 de diciembre de 1984.
f) Los demás beneficios e incentivos, previamente reconocidos por ley.

Artículo 85.- Riesgo policial
Créase un incentivo denominado riesgo policial, el cual consiste en un plus salarial equivalente a un dieciocho por ciento (18%) del salario base; corresponderá a todos los funcionarios de los ministerios de Gobernación y Policía, y de Seguridad Pública que desarrollen funciones policiales que impliquen riesgo a su integridad física, independientemente de la ubicación en la estructura administrativa de ese Ministerio.
El otorgamiento de este incentivo salarial deberá fundamentarse, en cada caso concreto, definiendo las razones por las cuales las funciones del empleado correspondiente encuadran dentro del supuesto de peligrosidad definido.
(Así adicionado por el artículo 3 de la Ley Nº 8096, de 15 de marzo de 2001.)

Artículo 86.- Reconocimiento por instrucción
Créase un incentivo denominado reconocimiento por instrucción, el cual consiste en un plus salarial equivalente a un veinte por ciento (20%) del salario base, que corresponderá a todos los instructores de planta de la Academia Nacional de Policía.
Un incentivo similar se les concederá a los instructores de la Unidad de Policía Comunitaria.
Este incentivo podrá ser extendido temporalmente a otros funcionarios de los ministerios de Gobernación y Policía, y de Seguridad Pública, siempre y cuando sean destacados en la Academia Nacional de Policía para impartir cursos especializados con una duración mínima de un mes calendario.
(Así adicionado por el artículo 3 de la Ley Nº 8096, de 15 de marzo de 2001.)

CAPITULO X
Adiestramiento y Capacitación


Artículo 87.- Entes encargados de brindarlos
Las labores de adiestramiento y capacitación policial estarán a cargo de la Escuela Nacional de Policía Francisco J. Orlich y de cualquier entidad pública, autorizada para ese fin por el Ministerio de Educación Pública y por el Consejo de Seguridad Nacional.

Artículo 88.- Criterios
El adiestramiento y la capacitación policial se fundamentarán en los siguientes criterios:

a) Tendrán carácter profesional y permanente.
b) Serán convalidados por el Ministerio de Educación Pública.
c) No tendrán carácter militar y, en consecuencia, su orientación será civilista, democrática y defensora de los derechos humanos.

Artículo 89.- Requisitos para becas
Para aprobar becas en el extranjero, deberá comprobarse que:
a) El país oferente no esté regido por un gobierno de facto o que no se encuentre seriamente cuestionado, por violaciones graves de los derechos humanos, denunciadas o en trámite de denuncia, ante los organismos competentes, regionales o mundiales.
b) Se trata de cursos de formación eminentemente policial.
c) Se aportan los programas con sus objetivos y contenidos.

TITULO IV
Del Servicio Privado de Seguridad

CAPITULO I
De la Naturaleza del Servicio

Artículo 90.- Objeto
El servicio privado de seguridad tiene por objeto proteger la integridad de las personas contratantes del servicio y de sus bienes y de los que se encuentren en la zona en la cual se preste el servicio, de conformidad con esta Ley y su Reglamento.

Artículo 91.- Competencia del ministro del ramo
El Estado, por medio del ministro del ramo, emitirá las directrices para la adecuada prestación de este servicio y ejercerá los controles sobre su funcionamiento.

Artículo 92.- Condiciones
Las condiciones para la prestación de este servicio son: contar con la respectiva licencia del Ministerio de Seguridad Pública y cumplir con las exigencias que se establecen en esta Ley y sus Reglamentos.

Artículo 93.- Registro de agentes privados
Créase un registro de agentes privados de seguridad, dependiente del Ministerio de Seguridad Pública, para inscribir a las personas físicas o jurídicas dedicadas a prestar este servicio.

Artículo 94.- Responsabilidad civil y penal
Los actos de las empresas encargadas de prestar el servicio y los de sus agentes están sujetos a la responsabilidad civil y penal, de conformidad con el ordenamiento jurídico.


Artículo 95.- Alcance de los principios de la actuación policial
Al servicio de seguridad privada le son aplicables, en su totalidad, las disposiciones del Capítulo II, Título I de la presente Ley, referentes a los principios ético-jurídicos de actuación policial.

CAPITULO II
Requisitos Para la Obtención de Licencia

Artículo 96.- Requisitos
Para prestar este servicio, la persona física o jurídica encargada de él, deberá obtener la correspondiente licencia que le otorgará el Ministerio de Seguridad Pública.

Artículo 97.- Procedimientos
Las solicitudes de licencia deben dirigirse al órgano competente del Ministerio de Seguridad Pública, que se encargará de controlar este servicio.

Artículo 98.- Tramitación
Para tramitar la licencia y antes de prestar el servicio, debe aportarse, a entera satisfacción del órgano responsable, lo siguiente:

a) Una solicitud con los siguientes datos mínimos:
i) Nombre y calidades del solicitante, si es persona física, y los estatutos, la inscripción, la cédula jurídica y la personería jurídica, todo certificado, si es persona jurídica.

Las acciones de la compañía deberán ser nominativas y el objeto social, compatible con esta actividad. Cada año, deberá presentarse un listado de sus accionistas.
ii) El nombre y las calidades de las personas que se propongan para prestar el servicio, las cuales deberán estar inscritas en el registro respectivo. Este deberá actualizarse constantemente.
iii) El lugar y la jurisdicción territorial donde se prestará el servicio, el horario correspondiente, si se trata de la vigilancia de casas, empresas, apartamentos, condominios o sectores de urbanizaciones, barrios y caseríos.
iv) Otros datos que se requieran en el Reglamento de la presente Ley.
b) Una copia de los contratos mediante los cuales se prestará el servicio en el lugar indicado en la solicitud.
c) Una póliza de seguros, expedida por el Instituto Nacional de Seguros y endosada al Ministerio de Seguridad Pública, para responder en la eventualidad de daños a terceros. El monto se fijará en el Reglamento de esta Ley.
d) Otros documentos establecidos en el Reglamento de la presente Ley.


Cada vez que el servicio se extienda a otros lugares, que no fueron abarcados en la solicitud preliminar, de previo el solicitante deberá obtener la autorización del Ministerio, cumpliendo todos los trámites anteriores.



Artículo 99.- Expiración
Toda licencia para prestar el servicio expirará en el término de tres años, contados a partir de la fecha de emisión.

Artículo 100.- Término de la información
El término para informar el cambio de lugar y del horario para la prestación del servicio, será de tres años; sin embargo, si en el transcurso de ese período la licencia expira, simultáneamente fenecerá la autorización aludida.
La persona encargada de prestar este servicio deberá informar, al órgano competente, dentro del término de quince días, cualquier cambio de lugar y horario a partir del momento en que se produjo.

Artículo 101.- Renovaciones
La renovación de la licencia podrá autorizarse, cuando no existan motivos para cancelarla.
CAPITULO III

De los Requisitos Para Inscribir a una Persona
Como Agente del Servicio Privado de Seguridad

Artículo 102.- Requisitos
Solo podrá inscribirse como agente del servicio privado de seguridad, quien cumpla con los siguientes requisitos:

a) Ser mayor de dieciocho años .
(Así modificada la redacción de este inciso a), de acuerdo con la Resolución De La Sala Constitucional Nº 8850-98, de las dieciséis horas con treinta y tres minutos, de 15 de diciembre de 1998.)
(Nota: Al correrse la numeración de acuerdo con lo dispuesto por la Ley Nº 8096, de 15 de marzo de 2001, el artículo 90 al que se refiere la Resolución citada, es el Artículo 102 del presente texto.)

b) Haber concluido el tercer ciclo de la Enseñanza General Básica.
c) Aprobar los exámenes psicológicos que se realizan a los miembros de las fuerzas de policía.
d) Aprobar el curso básico de instrucción, impartido por la Escuela Nacional de Policía o por cualquier otra autorizada. El costo correrá a cargo de la persona o la empresa que preste el servicio.

CAPITULO IV

De las Obligaciones y Prohibiciones de las Personas
Físicas o Jurídicas en la Prestación
del Servicio Privado de Seguridad

SECCIÓN I
De las obligaciones

Artículo 103.- Deberes y obligaciones
Son deberes y obligaciones de las personas físicas o jurídicas, encargadas del servicio privado de seguridad y de sus agentes:

a) Utilizar las armas calificadas como permitidas, de conformidad con la reglamentación respectiva.
b) Auxiliar a las fuerzas de policía, cuando la situación así lo amerite, siempre y cuando medie el requerimiento expreso de la autoridad competente. Este auxilio no debe supeditarse al citado requerimiento cuando, por la misma naturaleza de la situación presentada, se esté ante un riesgo inminente de males mayores.
c) Denunciar la comisión de hechos punibles que conozcan mientras prestan el servicio, aunque hayan sucedido fuera del lugar o del sector donde se desempeñan.
d) Vestir el uniforme autorizado reglamentariamente, que será el mismo para todos los cuerpos privados de seguridad, pero distinto del usado por las fuerzas de policía. Además, cada agencia o empresa encargada del servicio deberá identificar a sus agentes con un distintivo, previamente inscrito ante el Ministerio de Seguridad Pública y deberá inscribirlos en el registro respectivo. En casos excepcionales, el Ministerio de Seguridad Pública podrá eximirlos del cumplimiento de este requisito, siempre y cuando con ello se salvaguarde la seguridad pública.
e) Portar, en un lugar visible, el documento que los identifica como miembros del servicio privado de seguridad, en el cual se deberá consignar el nombre completo, el cargo ostentado y una fotografía tamaño pasaporte.
f) Incribirse en el registro de agentes privados de seguridad.

SECCIÓN II
De las prohibiciones

Artículo 104.- Prohibiciones
Prohíbese lo siguiente, a las personas físicas o jurídicas, a los agentes y a los propietarios de las agencias de seguridad privada:

a) Mantener, en sus empresas, un número de agentes de seguridad que supere el uno por ciento del total de miembros de las fuerzas de policía, calculado según las estimaciones presupuestarias de cada año.
b) Fundar o inscribir varias empresas encargadas de este servicio.
c) Irrespetar su ámbito de acción, sin que se le haya autorizado formalmente para abarcar otros sitios o sectores.
d) Vender, alquilar, ceder o negociar, en cualquier otra forma, el permiso otorgado.
e) Detener, interrogar, requisar o, de cualquier manera, privar de la libertad a una persona; excepto si se encuentra cometiendo flagrante delito.


CAPITULO V
Cancelación y Revocación de la Licencia

Artículo 105.- Cancelación
Si se comprueba que el encargado del servicio ha incurrido en alguna de las prohibiciones estipuladas en el Artículo anterior, se le sancionará con la cancelación inmediata de la licencia.

Artículo 106.- Revocación
La licencia se revocará cuando se compruebe que el agente del servicio privado de seguridad ha cometido un hecho punible o ha incurrido en una falta grave. La empresa representada será solidariamente responsable.

Artículo 107.- Recurso de apelación
La resolución para cancelar o revocar la licencia tendrá recurso de apelación ante el Ministro de Seguridad Pública, por un término de tres días a partir de su notificación.

Artículo 108.- Apelación y consulta
Las resoluciones mediante las cuales se deniegue la solicitud tendrán recurso de apelación ante el Ministro de Seguridad Pública.

CAPITULO VI
Disposiciones Finales y Transitorias

Artículo 109.- Reforma
Refórmase el Artículo 43 de la Ley sobre estupefacientes, sustancias psicotrópicas, drogas de uso no autorizado y actividades conexas, Nº 7233, cuyo texto dirá:
"El Ministro que designe el Presidente de la República será el representante legal y el Presidente de la Junta Administrativa."

Artículo 110.- Derogatorias
Derógase la siguiente normativa:

a) Ley Orgánica de la Guardia de Asistencia Rural, Nº 4639 del 15 de setiembre de 1970.
b) Párrafo tercero del Artículo 3 y el texto completo de los Artículos 4, 12, 13, 14, 15, 16, 17, 18, 19, 20, 21, 22, 23 y 24, inclusive, de la Ley Orgánica del Ministerio de Seguridad Pública, Nº 5482 del 24 de diciembre de 1973.
c) Ley de Resguardos, Nº. 4 del 10 de setiembre de 1923.
d) Artículo 714 del Código Fiscal.
e) Parte final del primer párrafo del Artículo 24 del Código de Familia, que dice: "En los cantones en donde no existan las autoridades mencionadas, podrá celebrarse ante el delegado Cantonal de la Guardia de Asistencia Rural".

Artículo 111.- Reglamentación
El Poder Ejecutivo reglamentará la presente Ley, dentro del término de noventa días a partir de su publicación.

Artículo 112.- Vigencia
Rige a partir de su publicación, excepto en lo referente al Título III, para cuya aplicación se seguirá el procedimiento establecido en el Transitorio único de la presente Ley.

TRANSITORIO UNICO.- Vigencia del Título III
A partir de la vigencia de esta Ley, un veinticinco por ciento de los miembros de las fuerzas de policía se incorporará al régimen estatutario, contenido en el Título III de este cuerpo legal. En el siguiente período presidencial, se incorporará otro veinticinco por ciento adicional.
Un procedimiento igual se seguirá en los períodos presidenciales siguientes, hasta incorporar el ciento por ciento de los miembros de las fuerzas de policía. Conjuntamente con los ministros del ramo, encargados de los cuerpos de policía que no gocen de la estabilidad laboral establecida en el Título III de esta Ley, se designará al personal que ingresará, al régimen estatutario aquí contemplado, en esas oportunidades. Para esta designación, se deberá seguir un criterio de proporcionalidad entre los distintos cuerpos de policía que se integran al citado régimen de estabilidad.

Comunícase al Poder Ejecutivo